miércoles, 2 de julio de 2014

Cómo Conseguir un Cheesecake Perfecto

¡Hola!

Inauguro esta sección del blog que creo que será muy útil, ya que a veces las cosas no salen como a nosotros nos gustaría y nos preguntamos ¿por quéeeeeeee? ¿Por qué se me ha rajado el cheesecake? ¿Por qué los cupcakes están duros? ¿Por qué el buttercream se derrite?

Yo no soy ninguna experta ni me dedico a ésto profesionalmente, así que los trucos que daré aquí se van a basar en mis experiencias como repostera amateur, en cosas que me han pasado durante los horneados y la elaboración de las recetas y en distintos trucos que he ido recopilando de internet, libros y de mis propias vivencias. Por ello, todo está abierto a sugerencias y mejoras y si hay algo que pensáis que no es así, espero que me lo digáis para poder cambiarlo y así no confundir a nadie.

Dicho esto, me gustaría comenzar la sección con "Trucos para que el cheesecake quede perfecto".
Si me leéis de vez en cuando, sabréis que adoro la tarta de queso y con ella me ha pasado de todo (malo y bueno) hasta que al final le he cogido el tranquillo y me sale bastante decente. Así que aquí comparto con todos vosotros las reglas de oro del cheesecake que van a permitirnos tener una tarta de queso preciosa, sin rajas y sin que parezca chuscarrá (quemada) por la superficie.


CÓMO CONSEGUIR UN CHEESECAKE PERFECTO:


1. Todos los ingredientes tienen que estar siempre a temperatura ambiente, especialmente el queso, ya que si está frío estará más duro y por tanto, será mas difícil de mezclar, creando grumos desagradables en el cheesecake.


2. El relleno del cheesecake NUNCA y digo NUNCA, se batirá en exceso ni a velocidad muy alta, sobre todo cuando hayamos incluido los huevos. Ésto es así porque al batir demasiado o demasiado rápido, meteremos aire a la mezcla, lo que hará que la superficie del cheesecake se nos raje durante o después del horneado. Cuánto más despacio y menos batamos, mejor que mejor.

3. Es mejor hornear el cheesecake al baño maría, ya que gracias a la humedad desprendida por la evaporación del agua, la superficie quedará hidratada y habrá menos posibilidades de que se raje. Además, el interior quedará súper cremoso y el exterior será liso, sin imperfecciones y con un tono uniforme. Si alguna vez se os olvida hacerlo con éste método (como a mí en alguna ocasión), aseguraos de hornear al principio a temperatura alta (180º) durante unos 15 minutos y después bajad la temperatura a 100 o 120º, cocinando durante una hora más aproximadamente.

4. En el cheesecake tenemos que evitar los "Sobres", es decir, tenemos que intentar a toda costa no "sobrebatir" (como he dicho antes) y sobre todo no "sobrehornear". Si nos pasamos con el horno no solo tendremos una superficie quemada, sino que además es casi seguro que se nos va a rajar. El pastel estará hecho cuando al mover el molde, el centro parezca un flan y tiemble. Aunque creamos que está crudo, no lo dejéis más tiempo en el horno o se quedará seco como una pasa. El cheesecake tiene que ser algo cremoso y eso no lo conseguiremos si nos pasamos en el tiempo de horneado.

5. También debemos evitar los cambios bruscos de temperatura, ya que éstos son los mejores amigos de las rajas. Cuando acabe el tiempo de horneado, debemos apagar el horno y dejar el cheesecake dentro durante una media hora más o menos, para que vaya perdiendo el calor gradualmente. Después lo sacaremos a la encimera para que quede a temperatura ambiente antes de meterlo en la nevera, donde deberá estar al menos 4 horas, aunque siempre es mejor hacerlo el día antes y tenerlo toda la noche.

6. El mejor molde para la tarta de queso es uno desmoldable con clip, el cual siempre deberá estar engrasado. Además, tan pronto como saquemos el cheesecake del horno, tenemos que deslizar un cuchillo alrededor de todo el borde para desprenderlo del molde. Hacemos esto porque al enfriarse, el cheesecake tiende a contraerse y, si está pegado a la pared del molde, se rajará por el centro.

Si hacéis todo esto os aseguro que tendréis un cheesecake tan perfecto como éste


Espero que estos consejos y trucos os hayan sido útiles.

Keep on baking!

8 comentarios:

  1. ¡Me parece una sección ideal!

    Yo también aprendo de mi propia experiencia porque profesionalmente me dedico a otras cosas y está muy bien leer lo que le ha pasado a los demás porque se aprende mucho.

    Cuando hice mi primer american cheesecake hice mal todo lo que se podía hacer y aún así estaba rico, pero podía haber sido un desastre absoluto!

    Besos, Cuca

    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Creo que es muy positivo compartir nuestros triunfos y fracasos reposteros!
    Y sí, yo creo que el cheesecake está bueno de todas las formas posibles, incluso si fuera lo más feo que hay en este mundo,aún estaría bueno!

    Un besico,
    Irene.

    ResponderEliminar
  3. Ay... Esto me ha hecho recordar al año aquel que mi hermano se fue a estudiar en verano a Irlanda y trajo en la maleta un trozo de cheesecake del que hacía su "mamá irlandesa".
    Ummm... No hay nada como los jugosos cheesecake caseros... Menos mal que nos dio la receta!
    Un beso, tengo ganas de probar este.
    Lady Ginger.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que sí! No tienen nada que ver como los de confitería que solo saben a nata! Éstos son los mejores!!
    Espero que lo hagas pronto y me enseñes alguna foto!
    Un beso,
    Irene.

    ResponderEliminar
  5. Hola Irene! Por aquí nos tienes ya! Hay recetas muy chulas por aquí también! nosotras adoramos los cheesecake, así que tomamos notas de tu cheesecake perfecto ;)
    Besitos!
    Tamara&Gemma

    El Secreto Endulzado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por seguirme! El cheesecake es el postre por excelencia y aún no conozco a nadie que no le guste! Espero que lo probéis y que os guste, está de vicio!
      Un beso!
      Irene

      Eliminar
  6. Hola!
    Hice x primera vez un cheescake siguiendo la receta y todos los pasos a rajatabla.....de sabor quedó exquisito, pero por dentro quedó un poco chirle.....digamos que al cortarlo la parte exterior está firme pero el medio cremoso y se desarma.....por que puede ser? Le habrá faltado tiempo de cocción? Temperatura? (lo hornee una hora y media a 160 grados) Algún ingrediente?
    Si sabés o te imaginas por qué puede haber quedado así, me sería de gran ayuda!
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser que necesitas más tiempo de horneado. Las temperaturas de los hornos no siempre son iguales, por lo que la mía puede que se haga antes que la tuya. Lo que yo haría es vigilar una vez transcurrido el tiempo que pone la receta y comprobar cómo va cada 10 minutos.
      Un saludo!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! Me encanta leerlos y me motivan mucho para seguir avanzando en este mundillo del blog, mejorar lo que tenga que mejorar y aprender de todos.